Murió un enfermero del hospital Rivadavia de COVID-19

Tras la muerte de José Aguirre, un enfermero que tenía COVID-19, los trabajadores de la salud del hospital Rivadavia, en la Ciudad de Buenos Aires, reclaman el regreso a Fase 1 de la cuarentena, mejores condiciones laborales y realizan un quite de tareas. «Venimos remarcando desde hace un tiempo que debería existir un descanso que permita la rotación de enfermeros. Tenemos un altísimo índice de enfermeros infectados con COVID-19», denunció Rodolfo Arreche, delegado de ATE en el hospital. «Pedimos que se preserve la salud de quienes están cuidando a los enfermos», agregó. «Vamos a hacer un quite de tareas y vamos a generar la rotación necesaria para los enfermeros. Las autoridades nos demonizan por dar estas discusiones», sumó Arrechea, y pidió al Gobierno de la Ciudad «ser escuchados en tiempo y en forma». El dirigente enfatizó que «por José y para no perder otro compañero, volvemos a exigir a Horacio Rodríguez Larreta que la Ciudad vuelva de inmediato a la Fase 1 de cuarentena, y que se audite la calidad y cantidad de material de bioseguridad para los trabajadores de la salud, así como su logística y distribución».