Nivel más bajo de consumo de leche en 29 años

El aumento del 10% de la leche y sus derivados perjudicará otra vez el consumo de ese alimento. Actualmente se estima que se ingieren 176 litros por habitante por año, lo que significan 41 litros menos que en 2015. Precisamente, según un relevamiento llevado a cabo por Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), el precio de la leche en sachet entera y descremada La Serenísima pasó de 44,20 pesos, en agosto de este año, a 48,70 pesos, es decir, un 10% más caro. En tanto, la leche ultra entera con hierro pasó de 45,60 pesos a $50 pesos; la leche entera reducida en lactosa, de $46,60 a 51,30; y la leche UAT, entera o descremada (por litro), de 53 a 58,20 pesos; todas con el mismo porcentaje de aumento. El informe de DEUCO cita un trabajo del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), en el que remarca: «El consumo de leche por habitante por año es de 176 litros». Esto significa «menor a lo registrado en 2015 cuando consumimos 217 litros por habitante por año y es el consumo de leche más bajo en los últimos 29 años».