Nobel de Medicina para tres norteamericanos

Los científicos estadounidenses Jeffrey Hall, Michael Rosbash y Michael Young fueron distinguidos con el Premio Nobel de Medicina por sus trabajos sobre los mecanismos moleculares que controlan el reloj biológico interno de animales, plantas y humanos que regulan las variaciones fisiológicas que responden al ciclo de luz y oscuridad de la rotación terrestre, conocido como ritmo circadiano. «¿Me tomas el pelo?», fue la primera reacción de Rosbash, quien estaba dormido cuando sonó el teléfono en Boston, según contó el secretario general del Comité Nobel, Thomas Perlmann, cuando la anunció la noticia. La Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, señaló que los científicos Hall y Rosbash, que utilizaron las moscas de la fruta como organismo modelo, aislaron en 1984 «un gen que controla el ritmo biológico diario normal» y mostraron cómo el gen, cuando funciona normalmente, «codifica una proteína que se acumula durante la noche en la célula y luego se degrada durante el día». En 1994, Young identificó un segundo gen del reloj biológico esencial para la regulación del ritmo circadiano.