Nueva protesta y represión en Chile

La noche de este domingo Santiago y diversas ciudades del país se llenaron de cacerolazos y movilizaciones a lo largo de Chile. El primer día laborable de marzo estuvo marcado por cortes de tráfico, barricadas callejeras y la represión de los carabineros. En la periferia capitalina fue asesinado un hombre. El presidente Sebastián Piñera, cuya popularidad es menor al 9%, volvió a archivar su discurso de mano tendida a las multitudes que participan desde octubre de los reclamos de cambios profundos en materia económica y social. Nuevamente, fue incendiado el Museo Violeta Parra, como ya sucedió en otras manifestaciones. A finales de diciembre, el Centro Arte Alameda sufrió un incendio en medio de los enfrentamientos registrados entre manifestantes y policías en los alrededores de Plaza Italia. En aquella ocasión, la directora del centro, Roser Fort, apuntó a la posibilidad de que el fuego estuviera causado por una bomba lacrimógena. Las protestas en Chile estallaron en octubre por la cuarta subida del precio del metro en pocos meses, pero escalaron rápidamente hasta denunciar la desigualdad social y exigir un cambio constitucional.