Nuevo código

A propósito del ingreso a la Legislatura porteña de los proyectos de ley para establecer un Nuevo Código Urbanístico y de Edificación, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires expresó su opinión sobre la normativa. Entre otros aspectos, destacó que el proyecto «no afronta verdaderamente la regulación del espacio público, como tampoco lo relativo a la generación de nuevos espacios verdes de uso público y gratuito». Al respecto, señala que, según un relevamiento propio, el 49,3% de los porteños se encuentran poco o nada satisfechos con la cantidad de parques. En la ciudad hay 1.826 hectáreas verdes, un promedio de 5,9 metros cuadrados por habitante, cuando la Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de 10.
La implementación de instrumentos para un real acceso a la vivienda, la preocupación por la dimensión ambiental, la protección del patrimonio edificado y el incentivo a la locación de inmuebles que actualmente se encuentran ociosos son algunos de los puntos que, según el informe de la Defensoría, no son contemplados por el proyecto.