Nuevo comienzo

Como parte de su sostenido crecimiento a lo largo del país, Credicoop inauguró una nueva filial, la número 19 en territorio cordobés. «Somos un centro de servicios y no de lucro», dijo el consejero zonal Nelson Pesci en el acto de apertura.

Bienvenida. Los dirigentes cooperativos realizaron el tradicional corte de cintas.

Una amplia casona remodelada, ubicada en la intersección de las calles Prudencio Bustos y San Martín, pleno centro de la ciudad de Alta Gracia, es la sede de la flamante filial 508 del Banco Credicoop. Situada en el Valle de Paravachasca, la ciudad se encuentra 40 kilómetros al sudoeste de Córdoba capital. Esta es la última filial inaugurada en la provincia mediterránea, con la cual llegan a 19 las filiales del Credicoop en territorio cordobés y a partir de ella suman 265 –y 11 dependencias– operando a lo largo y ancho del país.
Ante una nutrida concurrencia que fue colmando las instalaciones, se desarrolló el acto inaugural que contó con la presencia de los consejeros zonales Nelson Pesci y Sebastián Tonelli; el gerente zonal, Ángel Rosales; las funcionarias de la Casa Central Amelia Hermida y Claudia Dyki; Pablo Tissera, jefe de la filial Córdoba del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) y Mariela Olivero, responsable operativa zonal. También asistieron gerentes de otras filiales cordobesas, representantes de comisiones de asociados, personal de la entidad y representantes de entidades de la economía social de la localidad, entre ellos, asociados de la cooperativa Fábrica de Ideas.

Transparencia y compromiso
Las palabras iniciales del acto de apertura estuvieron a cargo de Pesci, quien después de dar la bienvenida a los asistentes, destacó el compromiso de Credicoop con cada una de las comunidades donde se establece. «Nuestro banco, y por consiguiente cada filial, es un centro de servicios y no de lucro; de participación, promoción social y cultural, con gestión transparente y coherencia entre el discurso y la acción», remarcó. Por otra parte, manifestó: «Contamos también con el fuerte compromiso ético de nuestros directivos y empleados. Nos interesa brindarles servicios y también ampliar los vínculos personales y afectivos, a través de la asistencia en todas sus necesidades».

Presencia. La filial está en pleno centro.

El siguiente orador de la inauguración fue Rafael Luccisano, gerente de la filial, quien expresó: «Venimos a brindar los mejores servicios junto con mi equipo de trabajo; imbuidos de la filosofía y los principios del Credicoop». A la par, hizo una pormenorizada enumeración de las cifras de activos, depósitos, préstamos y patrimonio neto del banco, mostrando así su próspero presente. «Somos el quinto banco privado en depósitos, octavo en préstamos, sexto en activos, decimoprimero en patrimonio neto y el cuarto en cantidad de cajeros automáticos y terminales de autoservicios», detalló.  Y concluyó: «A los asociados de siempre, a los nuevos asociados, empresarios, trabajadores y a vecinos que aún no lo son, les decimos que estamos seguros de brindarles excelentes servicios y atención personalizada, cálida y profesional».
Sobre el final se leyó una adhesión de la filial Córdoba del IMFC donde se insta a que la nueva entidad cooperativa de Alta Gracia «sume una organización al movimiento social del lugar, porque al decir de nuestro querido Floreal  Gorini: sin solidaridad no hay futuro. Desde los valores que pregonamos, vamos a trabajar en pos de la comunidad toda». Posteriormente, el gerente invitó a los dirigentes presentes a acompañar la tradicional ceremonia del corte de cintas, que efectuó junto a las autoridades locales, regionales y de la Casa Central. La apertura culminó con un brindis compartido entre todos los asistentes.