Opinión de un experto

El perito Juan Santos Lovatón, analista forense peruano con 20 años de trayectoria y especialista en patrones de manchas de sangre, refutó a la Gendarmería por su trabajo en el caso Nisman, en el que asegura que al fiscal lo mataron. Enumeró los errores cometidos por la fuerza y advirtió que «se producen cuando no se tiene la experiencia necesaria». «¿Cuáles fueron los errores de Gendarmería?», le consultaron. A lo que el perito explicó: «La mancha sobre el lavabo. Este patrón tiene ciertas características que no coinciden con lo que hay en el lavabo. La mancha no tiene características de una retrosalpicadura de alto impacto, y no coincide con lo que yo analicé». Consultado sobre si Gendarmería pudo haber manipulado las pruebas, el forense sostuvo: «No sería adecuado de mi parte decir si hubo o no intencionalidad por parte del cuerpo gendarme. Lo que sí, estos errores se producen cuando no hay experiencia». «Hay indicios fuertes que indican que el disparo fue por mano propia. Es casi imposible que haya habido otra persona. Si no hubiese habido manchas de zapatos, huellas de pies descalzos que contaminen la escena», declaró el analista criminalístico.