Otra mirada sobre la ley

Organizado por el Instituto de Estudios Judiciales de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires, se realizó un curso de Derecho y Cooperativismo del que participaron representantes del IMFC y el CCC Floreal Gorini.

Desde las bases. Gil y Zuker hablaron de sus experiencias en EiasCoop y La Taba. (Sebastián Casali)

Durante dos encuentros, referentes del movimiento cooperativo fueron parte del curso Derecho y Cooperativismo, organizado en La Plata por el Instituto de Estudios Judiciales de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, con el auspicio y la participación del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) y el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini  (CCC).
El primer encuentro del programa estuvo a cargo de Gustavo Sosa, abogado especialista en Derecho Cooperativo, que introdujo la historia del movimiento y repasó la legislación y su evolución a largo de los años. Los debates surgidos en esta primera jornada y también en la segunda –a cargo de Fernando Zuker, del Departamento de Economía Social, Cooperativismo y Autogestión del CCC, y de Ricardo Gil, presidente de la filial La Plata del IMFC–  giraron en torno a cómo implementar los principios cooperativos en un mundo capitalista que hoy promueve, más que nunca, figuras organizativas que alientan salidas como el emprendedurismo, tendencia que fomenta la dispersión y el individualismo.
Gil, miembro de la cooperativa EiasCoop, y Zuker, socio de la cooperativa La Taba, abordaron, además, otros aspectos de la doctrina solidaria desde sus experiencias en las entidades de las que participan. A la vez, repasaron los distintos momentos históricos del movimiento cooperativo de crédito nucleado en el Instituto Movilizador
 Para Gil, «ser cooperativista es trascender o influir en la sociedad». Como ejemplo explicó que las cajas de crédito cooperativas nacieron con un fuerte sentido solidario y federal del crédito. «Los excedentes de las cajas de crédito luego de la cosecha de caña en Tucumán, compensaban, por ejemplo, el financiamiento de la siembra en la zona central», puntualizó Gil. Para Zuker, el movimiento cooperativo nucleado en el IMFC y el Banco Credicoop ha demostrado tener una gran capacidad para enfrentar las adversidades; «hubo políticas públicas más favorables y otras menos, retrocesos, persecuciones, legislaciones que fueron acorralando al movimiento y sin embargo nunca ha caído, sino que, por el contrario, resistió y evolucionó en toda su magnitud. Esto se conoce como resiliencia», dijo.

Inconstitucional
Otro de los temas de debate fue la reciente resolución del Poder Ejecutivo que en su presupuesto 2019 incluyó una modificación del Impuesto a las Ganancias para eliminar la exención sobre los excedentes de determinadas actividades de cooperativas y mutuales. «Nosotros consideramos que legalmente no corresponde porque, de hecho, ya hay otros aportes, tres tipos de reservas como mínimo», dijo Ricardo Gil. Asimismo, las cooperativas de trabajo de la provincia de Buenos Aires ya se encuentran obligadas a pagar Ingresos Brutos, a la vez que hubo iniciativas que buscaron también gravar ganancias a las cooperativas de créditos y de seguros. «Yo creo que es inconstitucional porque el artículo 41 de la Constitución de la Provincia da un trato específico a las cooperativas, para promover este tipo de entidades», dijo Gil. Sin embargo, remarcó que si bien para él se trata de iniciativas ilegales, existen también otras posiciones, como la de negociar una alícuota más chica para las organizaciones de la economía social y solidaria. Los materiales de ambas jornadas y el video del primer encuentro pueden descargarse desde scba.gov.ar,  sitio web de la Suprema Corte bonaerense.