Otro asesinado en las protestas antirracistas en EE.UU.

Una persona fue asesinada el sábado en la ciudad de Portland (Estados Unidos), tras enfrentamientos entre manifestantes antirracismo y seguidores del presidente Donald Trump defendidos por la represión policial. Las protestas contra el racismo que se multiplican en ciudades estadounidenses se convirtieron en un tema candente en la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre. Mientras Trump se presenta como la opción de «ley y orden», descalifica a su retador demócrata Joe Biden como débil para combatir el crimen. El enfrentamiento sigue a una semana de protestas en todo el país, que incluyeron una histórica paralización en el deporte, tras el caso de Jacob Blake en Kenosha, Wisconsin. Después de la indignación generalizada que causó en mayo la muerte en Minnesota de George Floyd, un hombre negro asfixiado por un policía blanco, la protesta del movimiento antirracismo se reavivó luego de que Blake, un afroestadounidense de 29 años, recibió varios tiros hace una semana por parte de un policía que intentaba arrestarlo. Aunque sobrevivió, probablemente quede paralítico.