Paritarias en conflicto, represión de Prefectura y balas en el SUPA

Trabajadores del Sindicato de Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) no pudieron ingresar a sus lugares de trabajo, este sábado, porque la empresa había cerrado los portones de acceso. Quisieron ingresar y la Prefectura, junto con presuntos representantes de la empresa, lo impidieron de forma violenta. Fue entonces cuando se desató el conflicto: los estibadores fueron repelidos por la Prefectura y miembros de la empresa de forma violenta. Un trabajador sufrió una herida de bala, otros heridas leves y 70 fueron trabajadores detenidos. Uno de los motivos del reclamo es la paritaria irresuelta del SUPA y sus diferencias con el accionar de la Federación Marítimo Portuaria (Fempinra), que encabeza el exrepresentante de la CGT, Juan Carlos Schmid. El Ministerio de Trabajo, que conduce Claudio Morini, intentó mediar en el conflicto entre el SUPA y los directivos de las terminales. Pero mientras las negociaciones se llevaban a cabo, la Administración General de Puertos radicó una denuncia penal contra los trabajadores que reclamaban.