Parlamento ecuatoriano rechazó la despenalización del aborto en caso de violación

La Asamblea Nacional ecuatoriana votó en contra de la despenalización del aborto para todos los casos de violación, incluida la incestuosa, y por malformación del feto. Un informe de la comisión parlamentaria de Justicia, que mocionó la despenalización del aborto, logró 65 votos a favor cuando requería 70 para ser aprobada. El Código Penal en vigencia desde 2014 establece que la mujer que se cause un aborto o permita que otra persona se lo haga será sancionada con cárcel de seis meses a dos años. Si durante el procedimiento la madre muere, quien lo realizó será penado con hasta 16 años de prisión. Tras la votación se desataron protestas de activistas a favor del aborto en las afueras de la Asamblea Nacional. Los manifestantes, algunos de los cuales lloraron, lanzaron antorchas contra la sede del Legislativo e intentaron derribar algunas vallas metálicas con que la Policía resguardaba el edificio. Los uniformados los dispersaron arrojando gas pimienta. Colectivos feministas promueven la despenalización del aborto al sostener que cada año unas 2.500 adolescentes dan a luz en el país producto de ataques sexuales.