Patentes

El Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) firmó un convenio con la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) para aplicar el programa Patent Prosecution Highway (PPH) que facilitará la obtención de patentes en el país, y no solo de medicamentos, sino también de agroquímicos, semillas, diseños industriales y todo aquello que para las multinacionales resulte factible de ser patentado, al margen si posee novedad inventiva.
La implementación del PPH fue rubricado por el titular del INPI, Dámaso Pardo, durante un sigiloso viaje que realizó en febrero pasado a Washington y está vigente desde el 3 de marzo en la Argentina, aunque «oficialmente» el organismo todavía no ha informado de su implementación.
Carlos Correa,  director del Centro de Estudios Interdisciplinarios de Derecho Industrial y Económico de la UBA y asesor de la Organización de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud,  advirtió que el «trámite acelerado del PPH implicará menor rigor en el examen» porque «proveerá una plataforma para presionar a los examinadores locales para conceder una patente en el país aun antes de que se haya concedido la patente por la USPTO o que se haya concluido el procedimiento de oposición,  conforme a la ley de Estados Unidos», explicó a Acción.