Pensionados españoles reclaman un incremento justo

Movilizaciones masivas en más de 30 ciudades de España rechazaron el aumento de pensiones propuestas por el presidente, Mariano Rajoy, de tan solo 0,25%. Los pensionados exigieron al Ejecutivo «abandonar la política de mensajes para ganar titulares en la prensa y asumir compromisos de negociación con interlocutores sociales para asegurar pensiones suficientes para las generaciones presentes y futuras». Los pensionados insisten que esa subida frente a la inflación, que roza el 2%, no es suficiente para hacer frente a la suba de todos los gastos de servicios públicos como la luz, el agua o el gas, requisitos básicos para los jubilados. A la vez, aseguran que más del 50% de las pensiones en España no supera el salario mínimo interprofesional que se vive en el país. «Se deben subir y equiparar los salarios, ya que preocupa el empobrecimiento de los pensionados y además, muestran su rechazo a la situación de las arcas públicas que el gobierno ha dejado en cero». Asimismo, insisten que las protestas se van a repetir en las próximas semanas si el gobierno no da marcha atrás con las políticas y recortes que afectan principalmente a jubilados españoles.