Perfil de ciudad


Caba. Solo opina el sector inmobiliario. (Jorge Aloy)

 

La regulación del espacio público sin duda es una de las principales preocupaciones del gobierno de la Ciudad. Luego del conflicto que se desató tras el desalojo de los manteros en Once, el oficialismo sigue avanzando sigilosamente en la elaboración de un proyecto para reemplazar el actual Código de Planeamiento Urbano. Se trata de una de las leyes más importantes de la ciudad porque regula cada uno de los principales aspectos de la construcción y vida porteñas: qué y cuánto se puede construir en cada parcela de la ciudad, las vías y los espacios públicos, la organización de los espacios verdes y la privatización de la tierra pública, entre otros. Sin embargo, las asociaciones vecinales y diversas organizaciones alertan que hasta ahora el Ejecutivo solo ha dado participación en el proceso al sector inmobiliario. De hecho, se menciona que la norma apunta a homogeneizar las alturas de las distintas zonas de la ciudad, es decir que no habría especificaciones que protejan las particularidades de cada barrio, lo que ya ha despertado la alarma en diversos sectores.