Policías federales rehúsan pasar a la fuerza de la ciudad de Buenos Aires

Con una movilización desde Plaza de Mayo hasta la Legislatura porteña, un grupo de agentes de la Policía Federal rechazó su traspaso a la Policía de la Ciudad, el pasado lunes. Y como ninguna respuesta partió del gobierno o los legisladores de la CABA, el malestar permanece. Los uniformados denuncian que la transferencia fue hecha de manera «anticonstitucional» y que recibieron «aprietes», al tiempo que aseguran que sus derechos laborales fueron afectados. El planteo sobre la «inconstitucionalidad del traspaso» se explica porque la disposición que estableció el cambio de fuerza a la órbita porteña se hizo con una legislación local sancionada por la Legislatura el 18 de enero de 2016, por encima de una ley nacional. Lo que fue legislado por el Congreso, sostienen, fue el traspaso a la disuelta Policía Metropolitana, no así a la de la ciudad.