Policías ocuparon Ministerio de Seguridad porteño

Más de un centenar de exagentes de la Policía Federal ocuparon el Ministerio de Seguridad porteño en rechazo a su traspaso a la Policía de la Ciudad. La fuerza represiva, creada por Rodríguez Larreta en 2017, es una fusión entre la Policía Metropolitana y un sector de la Policía Federal. Por su parte, Ricardo Braustein, un cabo primero de la Federal que pasó a desempeñarse en la fuerza que comanda Rodríguez Larreta, planteó que el rechazo al traspaso se debe a que «dicen que estamos mejor y que tenemos sueldos dignos. Esto es negativo. Estamos trabajando más horas por la misma plata». Y agregó que sus jefes políticos: «Están totalmente intransigentes con ese acuerdo, por eso nos vamos a quedar acá hasta que alguien atienda nuestras reclamos». Como se sabe, detrás de estos reclamos «gremiales» siempre está la disputa por las cajas que manejan las policías y por el control territorial de los negocios como el narcotráfico, la trata de personas, entre otros. No obstante, las acciones de estos exagentes no dejan de ser un desafío a la autoridad del gobierno de la Ciudad y de la Nación, que desde que asumieron se encargaron de alentar a los uniformados para la represión.