Por Sandra y Rubén

A un año de la explosión en la escuela 49 de la localidad bonaerense de Moreno, en la que murieron su vicedirectora, Sandra Calamano, y el auxiliar, Rubén Rodríguez, la comunidad educativa reclama justicia y escuelas dignas y seguras.
Una misa ecuménica en memoria de Sandra y Rubén, una marcha al barrio Las Catonas y al Consejo Escolar fueron algunos de los actos realizados en Moreno. En tanto, los gremios docentes encabezaron una multitudinaria marcha de antorchas al Congreso Nacional. Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) se propuso, además, que se declare al 2 de agosto, fecha de la tragedia, como el «Día en defensa de la escuela pública digna y segura». Los Concejos Deliberantes de los distritos bonaerenses de Almirante Brown, Avellaneda, Colón, Cañuelas, Pehuajó, General Alvarado, Laprida, entre otros, adhirieron de forma unánime a la iniciativa. En tanto, familiares de las víctimas denuncian que la investigación está paralizada.

(Federico Imas)