Preocupación por el virus Wuham

El virus de Wuhan desbordó el control de las autoridades chinas, ya son seis las víctimas mortales y el número de infectados sigue creciendo. Los últimos datos hablan de 308 enfermos, 51 de ellos en estado grave. La escalada de este nuevo coronavirus, descubierto hace dos semanas, recuerda a la del SARS, con el que guarda similitudes genéticas. La epidemia de 2002, también originada en China, causó la muerte de 700 personas en todo el mundo. La mayor parte de las infecciones (270) se concentra en Wuhan, epicentro del brote surgido en diciembre. Desde esta ciudad, situada en el centro del territorio chino y hogar de 11 millones de personas, el patógeno comenzó a extenderse a las provincias vecinas. Un modelo desarrollado por expertos del Centro de Epidemiología de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Hong Kong sugiere que la realidad es aún más preocupante de lo que revelan las cifras oficiales. Según su informe, elaborado en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y presentado este martes, el número total de infectados podría rozar ya los 1.500. 1.343 en Wuhan y 115 en el resto del país.