Presos políticos mapuches inician huelga seca en Chile

Poco y nada. Ese ha sido el avance que han tenido las conversaciones entre el Gobierno y los 27 comuneros mapuche que se encuentran en huelga de hambre desde hace 94 días en distintas cárceles. Así, la situación en que se encuentran los prisioneros sigue siendo crítica, e incluso podría agravarse. Para los mapuches la realización de los llamado diálogos interculturales no responde a la situación crítica que viven más de 20 presos en distintas cárceles, y poco tienen que ver con una mirada crítica y apertura respecto de la aplicación del Convenio 169 de la OIT que fue firmado por Chile, y permitiría materializar las demandas de los detenidos. La misma postura mantiene también el precursor de la medida, el machi (autoridad espiritual) Celestino Córdova, que al igual que el resto de los presos ya lleva 94 días en ayuno y su estado de salud es sumamente crítico. El Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes se fundamenta en el respeto a las culturas y las formas de vida de los pueblos indígenas y reconoce sus derechos sobre las tierras y los recursos naturales, así como a decidir sus propias prioridades.