Principios vigentes

Tiempo de lectura: ...

Delegados y consejeros se reunieron en la ciudad de Rosario para repasar un nuevo año de avances y logros. Análisis de la realidad nacional y elección de autoridades.

 

Autoridades. Peters, San Martín, Sosa, Cédola, Form, Galende y Mássimo encabezaron la Asamblea en la sala Nelson Giribaldi. (Carlos Carrión)

El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos nació hace 55 años, cuenta con una trayectoria de lucha y coherencia que ha generado un respeto generalizado y el compromiso de seguir ampliando la base de participación política de los dirigentes cooperativos para lograr que lo que decimos se lleve a la práctica. Nunca hemos estado ajenos a los problemas de nuestros pueblos. Por eso nos identificamos y apoyamos los cambios que se están llevando a cabo en nuestro país». Estas palabras de Rubén Cédola, presidente del IMFC, fueron el corolario de la 54º Asamblea General Ordinaria de la entidad. Realizada en la filial Litoral, situadad en la ciudad de Rosario, fue presidida por Cédola, acompañado en la mesa principal por el gerente general Edgardo Form, la secretaria Leticia Sosa, la contadora Marcela Galende, el tesorero Rafael Massimo, la auditora Verónica San Martín y el síndico titular Carlos Peters. Además estuvieron presentes consejeros y delegados de distintas regiones del país, quienes aprobaron por unanimidad el Estado de Situación Patrimonial, el Proyecto de Asignación de Excedentes y el Informe Anual de Auditoría incluidos en la Memoria y Balance General correspondientes al período 2012-2013.
El orden del día también incluyó la elección de seis consejeros titulares, seis consejeros suplentes, un síndico titular y dos suplentes. De esta manera, el consejo de Administración del IMFC quedó conformado por: Rubén Cédola, presidente; Raúl Guelman, vicepresidente 1º; Juan Carlos Junio, vicepresidente 2º; Leticia Sosa, secretaria; Ricardo López, prosecretario; Rafael Massimo, tesorero; Graciela del Valle Bísaro, protesorera; Juan Torres, secretario de educación cooperativa; y Claudia Paredes, prosecretaria de educación cooperativa. Los vocales titulares, en tanto, son Carlos Amorín, Norma Ríos, Tobías Scheinin, Guillermo Mac Kenzie, Graciela Romanelli, Guillermo Atieza, Gabriel Maggi, Ricardo Gil y Osvaldo Mussato. A la par, se ratificó la lista de vocales suplentes integrada por Gabriela Buffa, Federico Von Klitzing, Alfredo Saavedra, Jorge Zalewsky, Gabriel Ferrero y Roberto Gómez. Peters fue reelecto como síndico titular y Reynaldo Pettinari y Margarita Zalazar como síndicos suplentes. Miguel Olivera y Tatiana Mussato, quienes ocuparon los cargos de prosecretario de educación cooperativa y vocal titular respectivamente en el ejercicio concluido, dejaron de formar parte del Consejo del IMFC, motivo por el cual Cédola pidió un aplauso para ambos dirigentes a modo de despedida.

 

Ampliar los derechos conquistados
«El contexto democrático es vital e indispensable para el florecimiento de las entidades cooperativas y la ejercitación de los derechos ciudadanos. Pero se requieren políticas públicas y un Estado presente y activo que garantice el ejercicio de los derechos establecidos por la Constitución Nacional y las leyes», consigna la Memoria del ejercicio concluido. A la par, reconoce los avances generados en el país desde  2003 bajo la presidencia de Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández a partir de 2007, aunque también señala que todavía «falta mucho para garantizar la inclusión plena, la pobreza cero, el desarrollo de la infraestructura de transporte, la ampliación y el fortalecimiento del mercado interno, la reforma tributaria y la sanción de un nuevo marco legal para la actividad financiera». Reivindicaciones que han estado siempre presentes en el ideario cooperativo del IMFC y resultan indispensables para preservar y ampliar los derechos conquistados en la última década.
En la misma línea, se presentó un cuadro comparativo entre la Propuesta Cooperativa del año 2002 y las medidas adoptadas desde 2003 en adelante. En dicha comparación se ilustra la coherencia histórica del IMFC en temas vinculados con las políticas de desendeudamiento externo, el rechazo al ALCA, el incremento del Presupuesto en materia social, educativa y tecnológica, las decisiones arancelarias que beneficiaron a las pymes y el aparato productivo nacional, la prohibición del trabajo infantil, las modificaciones plasmadas en la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la instrumentalización de las negociaciones colectivas de trabajo, la implementación de la Asignación Universal por Hijo y la estatización del sistema previsional, entre otras medidas tomadas a favor de los sectores más desfavorecidos por el modelo neoliberal de los años 90.
Como muestra de las relaciones nacionales e internacionales del IMFC, cabe destacar que la entidad recibió el premio Ciudadanía y Valores otorgado por la Asociación Cristina de Jóvenes de la República Argentina, entidad con la que el Instituto lleva adelante distintas actividades orientadas a fomentar la inclusión, la educación y el desarrollo social. Por otra parte, en lo que se refiere a las actividades de las filiales del IMFC y del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, se puso nuevamente en evidencia la creciente promoción de servicios destinados a las cooperativas asociadas y el particular incremento en materia de producción editorial, artística y educativa. Como parte de estos logros y desafíos de la batalla cultural contemporánea, se proyecta ampliar la presencia del IMFC en las regiones del Noroeste y la Patagonia.

Lautaro Cossia