Prohibido amamantar

Para la policía comunal de San Isidro, amamantar en lugares públicos está «prohibido por ley». Así se lo hicieron saber dos agentes femeninas de esa fuerza a Constanza Santos, joven madre que, tras hacer unos trámites en la sucursal del Banco Nación de esa localidad bonaerense, se sentó en un banco de la plaza para dar de mamar a su hijo de nueve meses.
Las agentes le pidieron sus documentos y los del niño, y le informaron que si no abandonaba el lugar, iban a tener que detenerla por «resistencia a la autoridad». Tras conocerse el caso –y la negativa de comisarías y otras dependencias oficiales a recibir la denuncia de Santos por el abuso de autoridad del que fue víctima–, organizaciones de mujeres convocaron a un gran «pique-tetazo» en la misma plaza de San Isidro donde ocurrieron los hechos.