Protestas contra el asesinato de otro afrodescendiente en EE.UU.

Dos personas fueron asesinadas, este martes, cuando miles de manifestantes salieron a las calles de Kenosha (Wisconsin, EE.UU.) por tercera noche consecutiva para protestar contra el crimen del afrodescendiente Jacob Blake, que fue disparado al menos siete veces por la policía el pasado domingo. A pesar del toque de queda que entró en vigor el lunes y del estado de emergencia anunciado el día siguiente por el gobernador del estado, Tony Evers, una multitud se congregó frente a la Сorte del Сondado, protegida por una cerca instalada a su alrededor ese mismo día, informó Kenosha News. Los manifestantes abandonaron la zona alrededor del tribunal, pero las protestas continuaron en otras áreas de ciudad. Durante la noche se oyeron decenas de disparos, y es incierta la cantidad de heridos. Las identidades de las víctimas no fueron informadas y sobre las responsabilidades, lo único que se dijo fue que la investigación estaba en curso.