Protocolo


(NA)

Considerado como uno de los más restrictivos del país, el protocolo para la realización del aborto no punible elaborado en 2012 por el entonces ministro de salud porteño, Jorge Lemus, vuelve a estar vigente en la Ciudad. El Tribunal Superior de Justicia local declaró que los recursos de inconstitucionalidad interpuestos en 2016 por organizaciones que defienden los derechos de las mujeres habían estado «mal concedidos» Estas presentaciones apuntaban a impugnar las restricciones para que los abortos que el Código Penal considera no punibles –en mujeres violadas o cuya salud está en riesgo a causa de la gestación– puedan realizarse en el sistema público de salud. De este modo, volverán a regir artículos que hasta ahora se encontraban en suspenso, como el límite gestacional de 12 semanas y la llamada «objeción de conciencia» que puede ser interpuesta por los profesionales.