Puertas abiertas

Se inauguró en la localidad bonaerense la casa número 261 del banco cooperativo, en un acto que contó con la presencia de autoridades locales y dirigentes de la entidad solidaria. Apuesta a una región con una importante actividad productiva.


Bienvenida. Bertellys, Casciotti, Castro y Pita realizaron el corte de cintas.

Estamos presentes en 21 provincias argentinas y ahora nos estamos instalando en Azul con mucha alegría y satisfacción». Tales fueron las palabras de Maximiliano Pita, gerente de la flamante filial Azul de Credicoop, al inaugurarse la nueva casa del banco cooperativo que suma así 261 sucursales a lo largo y a lo ancho del país.  Ubicada en la esquina de las calles De Paula e Yrigoyen, la filial brindará de ahora en más sus servicios financieros a la ciudad cabecera del partido homónimo, ubicada en el centro de la provincia de Buenos Aires, con una población de 60.000 habitantes, donde se destacan las actividades agrícolo-ganadera y comerciales.
De la inauguración participaron el intendente municipal Hernán Bertellys, autoridades nacionales, regionales y locales del banco, asociados y vecinos. «Estamos muy contentos de que se instale nada menos que la banca solidaria en nuestro pueblo», señaló Bertellys y agregó: «Esto nos pone muy orgullosos y felices, porque evidencia que Azul es apetecible como lugar de inversión. Agradezco la confianza y gracias también por hacer crecer un poco más nuestra ciudad. Llegaron para quedarse y crecer y esperamos poder hacerlo juntos».
«La idea es brindar en Azul lo mismo que ofrecemos en otras ciudades, con la responsabilidad y seriedad que se merece. En este sentido vemos las necesidades de las empresas, instituciones y los ciudadanos», dijo, por su parte, Pita y añadió: «Este es el único banco cooperativo que hay actualmente en nuestro país, con capitales nacionales. Estamos entre los 10 bancos más importantes del sistema financiero y tenemos una política de tasas y costos más bajas del mercado. Como toda cooperativa, cada persona que ingresa a nuestro sistema se hace socio del banco. Aquí pueden acceder a créditos, cajas de ahorro y muchas cosas más para el agro, el comercio, la industria y las personas».
Verónica Dalessandri (supervisora), Patricia Zirilli (auxiliar integral) y Ariadna Gebbie (cajera) también forman parte del personal de la nueva sucursal. «Para mí es un orgullo estar al frente de esta filial junto a este equipo de trabajo. Es mi segunda experiencia como gerente y  es un nuevo desafío porque se trata de posicionar a nuestro banco en una plaza que esperaba una nueva alternativa financiera, así que estamos convencidos de que tenemos un muy buen campo de acción para poder desarrollarnos comercial e institucionalmente, potenciado esto con el gran abanico de productos con el que contamos adaptados a cada necesidad, siempre dentro de los objetivos establecidos en nuestra Misión y Estatuto», agregó Pita, quien destacó también que ya se está trabajando en la conformación de la comisión de asociados de la filial azuleña «para que los socios conozcan el banco y participen en forma democrática  con sus opiniones e inquietudes, además de ser el nexo con todos los asociados e instituciones  que operan con nosotros».

Objetivo cumplido
Antes del tradicional corte de cintas, Pedro Castro, gerente zonal de Credicoop –presente en la apertura junto a Gustavo Casciotti, consejero titular de la zona 11–, dijo: «Este es un objetivo cumplido, el poder llegar a Azul, porque sabemos que esta es una ciudad pujante y hay mucho por hacer aún. Hay muchas empresas que están muy interesadas y algunas ya forman parte de nuestro banco».  A la par, el dirigente destacó: «Nosotros somos un banco distinto porque la diferencia es que todos los socios somos dueños de este banco, porque está gestionado por los dirigentes que se eligen anualmente y así venimos funcionando desde hace mucho tiempo, y queremos que nunca se pierda su principio cooperativo».