Raíces sólidas

En La Plata, la Casa de las Cooperativas Federadas fue la sede de la presentación de El dinero de los argentinos en manos argentinas, investigación acerca de la historia del movimiento cooperativo de crédito nucleado en el Instituto Movilizador.

Memoria. Plotinsky y Gil hablaron sobre el volumen editado por Idelcoop. (Sebastián Casali)

La Casa de las Cooperativas Federadas fue el espacio elegido en La Plata para la presentación de El dinero de los Aargentinos en manos argentinas, libro de Daniel Plotinsky que recorre la historia del movimiento cooperativo de crédito, especialmente el nucleado en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. El presidente de la filial platense del IMFC, Ricardo Gil, presentó al autor y recorrió algunos pasajes del libro de Plotinsky, una investigación que demandó años de trabajo. «En tiempos difíciles como estos, de concentración de riqueza, que es concentración de poder, de abusos que son retrocesos en los derechos adquiridos, este libro es una gran herramienta para todos nosotros», dijo Gil. A la par, recuperó anécdotas y resaltó muchos de los hallazgos de la investigación. «Si analizamos la historia del cooperativismo de crédito, vemos que ha tenido que vivir más tiempo en la resistencia y tratando de construir los espacios para sobrevivir, que en los momentos en que no nos tuvimos que cuidar la espalda y aprovechamos ventajas», aseguró Gil, que compartió con el público la grata sorpresa que significó encontrarse entre sus páginas con parte de la historia de su familia. El libro habla en un tramo de la Ley 1420 de Educación Común como la primera norma que menciona al cooperativismo, al recuperar la necesidad de promover sus valores en las escuelas. La ley nombra a las cooperativas cuando aún no existía una ley de cooperativas en el país, porque tiene en cuenta algo que estaba sucediendo en ese momento: la llegada de corrientes de inmigrantes que se organizaron con el fin de ayudar a otros recién llegados. «Es justamente la misma época en la que mi abuelo llegó desde España a La Pampa, un anarquista que fundó una Sociedad de Socorros Mutuos, que junto con otras devendrían luego en mutuales y cooperativas», afirmó Gil.
 

Primer antecedente
Por su parte, Plotinsky señaló a los Bancos Populares como el primer antecedente de cooperativismo de crédito, que tenían una serie de elementos «entre solidarios y de beneficencia», ya que los aportes se calculaban según los ingresos de los socios. En total, Argentina llegó a tener 70 Bancos Populares, cuatro de ellos en la ciudad de La Plata. «Esa es la base a partir de la cual se crea el IMFC, que es el que va a transformar el cooperativismo argentino», dijo el autor, que integra el movimiento desde hace 48 años, lo que él mismo recordó durante la presentación, al rememorar sus comienzos como trabajador en una caja de crédito en 1969 al finalizar sus estudios secundarios. Ese conocimiento «desde adentro» es sin duda un matiz diferencial para del libro que comenzó a imaginarse hace muchos años. De hecho, recupera una consigna lanzada por primera vez hacia fines de la dictadura de Carlos Onganía, como respuesta a la ataque hacia las cajas de crédito por parte del poder financiero concentrado.
El libro también aborda la identidad del movimiento, que tiene al IMFC en su núcleo fundador, pero que para el autor lo excede. «Es una identidad muy firme, muy sólida y al mismo tiempo muy flexible; uno puede reconocer hoy muchos elementos en el movimiento que están en la constitución del IMFC como la idea de “eficiencia”, “democracia”, “movimiento social y empresa”, rasgos muy fundacionales, que lo hacen sólido, pero que a la vez permiten el cambio». Para Plotinsky, es esa flexibilidad lo que permitió al movimiento adaptarse a los ataques permanentes. «Hubo muchísimas inflexiones que supusieron grandes transformaciones, como la creación de los bancos, las fusiones. En todos los casos volver a las fuentes fue siempre el modo de encontrar las distintas respuestas, y yo creo que gran parte del funcionamiento del Banco Credicoop hoy solo se puede explicar desde ese lugar».