Regreso a fases de mayor protección en Jujuy, Mendoza, Río Negro y Santa Fe

El crecimiento en la cantidad de contagios de COVID-19 y el aumento de la circulación del coronavirus en distintas ciudades llevaron a las autoridades de Santa Fe, Jujuy, Mendoza y Río Negro a intensificar en las últimas horas los controles sanitarios y las medidas de prevención, con el retroceso en algunas fases del aislamiento social que habían logrado semanas atrás. En Santa Fe, el aumento de los contagios, que este miércoles sumaron 49 y llegaron a un total de 802, derivaron en la decisión de suspender por 14 días los encuentros familiares y afectivos en Rosario y el Gran Rosario. Por su parte, el Sindicato de Obreros y Empleado Municipales de Jujuy denunció que varias intendencias y empresas ya violaron el regreso a la fase de la cuarentena. «En La Quiaca, personal de obras públicas permanecía en la madrugada con bajísimas temperaturas hacinado en el corralón municipal, sin elementos de protección personal y a la espera de instrucciones de los encargados», afirmó el gremio. A la vez, militantes humanitarios denunciaron que el Ingenio Ledesma, comandado por el empresario Pedro Blaquier, tampoco cumple con la seguridad de sus trabajadores, cuando al menos 48 de ellos están contagiados de COVID-19.