Religión en las aulas


Corrientes. El ministro inaugura obras en una escuela en la localidad de Esquina.
Su marcada orientación católica es, según asegura, la causa por la que ninguno de sus cinco hijos concurre a una escuela pública. «Yo quiero que mis hijos tengan una educación religiosa. Por tomar esta decisión, no creo que haya que decir que mi visión vaya  a ser cerrada», aseguró hace ya dos años el actual ministro de Educación y Deportes. Recientemente, en la inauguración de una escuela en la localidad correntina de Esquina, y frente al cura Juan Carlos Mendoza, Bullrich dio algunos indicios de una orientación contraria al espíritu laico que viene guiando el desarrollo de la educación pública en la Argentina desde fines del siglo XIX. «Vendría muy bien que todas las religiones tengan su espacio», afirmó el ministro, quien dijo estar convencido de que «las enseñanzas del Evangelio deben ser aprendidas». Esa fue la respuesta que ofreció a las palabras del sacerdote, quien había reclamado que «se vuelva a impartir la educación católica en las aulas». «Está pasando lo que está pasando –dijo Mendoza– porque hemos sacado a Dios de nuestras vidas».