Resistencia frente al penal donde esta Lula

El campamento que armó la militancia del Partido de los Trabajadores (PT), en las inmediaciones de donde se halla detenido Luis Inacio Lula Da Silva, en la zona norte de la ciudad de Curitiba, tiene un claro objetivo: resistir hasta conquistar la libertad de Lula. «En este país todo funciona con presión», afirmó Roberto Baggio, coordinador del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) en el estado de Paraná. El funcionamiento del campamento reúne un equipo de disciplina, cocina, salud, limpieza y hasta un departamento de comunicación para atender solo, «de forma muy cariñosa, a la prensa de la clase trabajadora», según explicó Baggio en un discurso a la militancia. Se espera la llegada de más de 30 micros de distintas partes de Brasil cargados de seguidores del líder petista, hoy confinado en una celda de 15 metros cuadrados para cumplir una pena de 12 años y 1 mes de prisión tras un escandaloso proceso judicial armado. Sin embargo, Lula podría ser liberado rápidamente si el máximo tribunal modifica esta semana la norma que autoriza encarcelar a personas condenadas en segunda instancia que aún disponen de recursos judiciales.