Reunión después del Brexit

La canciller alemana, Ángela Merkel, se mostró comprensiva con el gobierno británico, asegurando que entendía que necesita tiempo para formalizar su demanda de salida de la Unión Europea, frente a las crecientes voces en Europa que exigen un separación acelerada. A la vez, Merkel se reunirá con el presidente de Francia, François Hollande, y con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, para empezar a articular una respuesta común a la crisis que ha supuesto el Brexit, apoyado en referéndum por los británicos el pasado jueves.
Este encuentro sigue al que tuvo lugar el sábado en Berlín y en el que los ministros de Exterior de los seis países fundadores de la UE –Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Holanda y Bélgica– exigieron a Londres el rápido inicio de las negociaciones sobre su salida del bloque. Mañana está previsto que la canciller explique en una declaración de gobierno la postura oficial de Berlín frente al Brexit y que por la tarde debata este asunto junto a los demás líderes europeos en Bruselas. Por su parte, el ministro de Finanzas británico, George Osbone, dijo que su país activaría el artículo 50 para abandonar la UE cuando tuviera una «visión clara» de su futuro con respecto a la Unión. Tras la notificación por parte de Londres se abrirá un periodo de dos años de negociaciones para pactar el abandono del país anglosajón del bloque. Mientras tanto, la libra esterlina volvió a bajar en el mercado de Londres al retroceder más del 2% frente al dólar y más del 1% ante el euro.