Revolución en femenino

En el marco de las conmemoraciones por el Día Internacional de la Mujer, la Asociación para la Unidad de Nuestra América organizó una charla con representantes de Cuba, Venezuela y Argentina. Derechos conquistados y deudas pendientes.


Panel. Peláez, Ramb, Ortiz, Alfonso Guzmán y Rincón, en la sala Jacobo Laks. (Jorge Aloy)

La mujer en revolución» fue el título de la charla organizado por AUNA (Asociación para la Unidad de Nuestra América) y por la Embajada de Cuba, en el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini. La actividad se enmarcó en las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer y fue presentada por Nita Silvestrini, encargada de Relaciones Internacionales de AUNA Argentina, quien dio la bienvenida y celebró la presencia del presidente de AUNA, Pablo Peláez. «Nos vamos a referir a la mujer revolucionaria –dijo Silvestrini– porque no somos las mujeres que acatan lo que se les da, sino que somos las mujeres que, hasta el último de nuestros alientos, vamos a seguir luchando por nuestros derechos».
El panel estuvo conformado por Gretter Alfonso Guzmán, encargada de Asuntos Políticos de la Embajada de Cuba en la Argentina; Aniurka Ortíz, consejera económico-comercial del mismo organismo; Derli Rincón, licenciada en Relaciones Públicas y especialista en comunicación oriunda de Venezuela; y Ana María Ramb, escritora, periodista e integrante de AUNA Argentina.
Alfonso Guzmán hizo un pormenorizado recorrido por la historia cubana que dio cuenta de toda una tradición de lucha de la mujer, iniciada con la independencia del país, que se va a profundizar por la década de 1920 y se va a consolidar con la revolución del 59. De este momento recordó que «fueron las mismas mujeres revolucionarias las que bajaron de las sierras y las que crearon la Federación de Mujeres Cubanas, organización que continúa hasta el día de hoy y que cuenta con más de 4 millones de federadas que militan por la igualdad y la emancipación de la mujer en la isla». Sin embargo, aclaró: «En Cuba la mentalidad machista persiste, a pesar de todos estos avances en la historia del movimiento femenino».
Aniurka Ortiz apoyó estas afirmaciones y en su exposición dejó en claro que más allá de los grandes avances, «es una lucha diaria la de enfrentarse a la mentalidad machista y patriarcal, tanto en el ámbito privado como en esferas empresariales o gubernamentales». Pero no dudó en sostener: «Es una maravilla tener el privilegio de ser cubana y tener tantas oportunidades como mujer, y saber que día a día ratificamos el compromiso femenino».

Alegres e invencibles
Derli Rincón comenzó su intervención afirmando que «cuando las mujeres están juntas están alegres, dice Esther Odiambo, y diría que, además, son invencibles». Aunque advirtió que «en todas partes del planeta hay mujeres que son arrojadas, vendidas para prácticas inhumanas, como prisioneras y esclavas, incluso sigue sin poder erradicarse la ley islámica de matar a mujeres mediante la lapidación». Luego rememoró cuando, en 2004, miles de mujeres salieron a las calles de Caracas para apoyar a Hugo Chávez. «Fueron eventos masivos donde la mujer dijo me empodero, me posiciono y empiezo a ocupar espacios, me visibilizo, me contabilizo, me democratizo, participo protagónicamente y me empodero de mis propias decisiones».
La última oradora fue Ana María Ramb. «Hemos recorrido un largo camino, muchachas, pero nos falta un largo trecho por recorrer», dijo, para luego enumerar a mujeres que dejaron su huella fundamental en la historia de Argentina y Latinoamérica: Juana Azurduy de Padilla, María Remedios del Valle, Juana Manuela Gorriti, Emma de la Barra, Gabriela Laperrière de Coni, Alicia Moreau de Justo,  Fanny Edelman, Milagro Sala, Mirta Guerrero, Lohana Berkins, Marielle Franco. «Y una gran referente de la defensa de los derechos de la mujer fue, sin dudas, Eva Perón, con su enorme visión política, social y sensibilidad feminista, más allá de que ella misma no se reconocía a sí misma como feminista», afirmó. Destacó también como parte de este grupo a Cristina Fernández de Kirchner, «cuyo gobierno realizó grandes avances en materia de leyes como Identidad de género o Matrimonio igualitario».