Sacerdote condenado a 25 años por abusos en Paraná

El sacerdote Justo José Ilarraz fue condenado a 25 años de prisión por siete cargos de abuso sexual y corrupción de menores ocurridos entre 1985 y 1993 en el Seminario Arquidiocesano de Paraná, donde se desempeñaba como prefecto de disciplina y guía espiritual. El Tribunal de Juicio y Apelaciones, además, revocó su excarcelación y dispuso la inmediata detención aunque bajo la modalidad de arresto domiciliario hasta que la sentencia quede firme. Mientras tanto deberá llevar una tobillera electrónica conectada a un sistema de localización que reporta todo el tiempo su ubicación y no podrá moverse de un departamento ubicado en calle Corrientes 328 de la capital entrerriana. Previamente el Servicio Penitenciario deberá delimitar el radio de movimiento asignado y por eso anoche permaneció en una celda en la alcaidía de tribunales.