Se unieron Peugeot y Fiat y se convierten en el cuarto gigante productor de automóviles

El grupo francés PSA Peugeot Citroën y el ítalo-estadounidense Fiat-Chrysler anunciaron «un acuerdo de acercamiento vinculante» con vistas a una fusión para crear un nuevo gigante mundial en un sector del automóvil en plena mutación. Según un comunicado conjunto, los dos grupos procederán a una unión entre iguales de sus actividades para «crear el cuarto fabricante de automóviles mundial». El trío que lidera el mercado mundial del automóvil, en número de ventas, está actualmente integrado por el grupo alemán Volkswagen, la alianza franco-japonesa Renault-Nissan y el japonés Toyota, en ese orden. La nueva entidad, de más de 400.000 empleados, tendrá un volumen de negocio consolidado de cerca de 170.000 millones de euros (190.000 millones de dólares) y unas ventas anuales de 8,7 millones de vehículos, bajo las marcas Fiat, Alfa Romeo, Chrysler, Citroën, Dodge, DS, Jeep, Lancia, Maserati, Opel, Peugeot y Vauxhall. Este acercamiento aportará «capacidades de inversión reforzadas para la nueva entidad con tal de hacer frente a los desafíos de una nueva era de movilidad durable», agregó el texto. La sede de la empresa madre de la nueva entidad estará en Holanda pero seguirá cotizando en París, Milán y Nueva York.