Sebastián Waisgrais

 

«Hay una mayor demanda de alimentos por parte de poblaciones que están en una mayor vulnerabilidad. Las familias más vulnerables empiezan a dejar la cena de lado, o suprimen comidas de la dieta, algo que resulta muy preocupante.»