Según la fiscal, el Grupo Macri obstaculiza la justicia

El intento que se produce desde hace meses para apartar a la fiscal Gabriela Boquín de una investigación sobre maniobras de vaciamiento del Correo Argentino en favor de Socma y Sideco, también de la familia presidencial, es interpretado por la funcionaria judicial como un caso de obstrucción de la justicia por parte del grupo Macri. El acuerdo con el Estado con el que la firma apostaba a la condonación casi total de su deuda quedó trunco precisamente por la intervención de Boquín. En una presentación del jueves último la fiscal acusó al Correo ante la Cámara Comercial de pretender «obstaculizar» su trabajo al cuestionar sus facultades para buscar pruebas de un posible fraude, desviando «el verdadero foco de atención, es decir, cuál fue la conducta desplegada» por la empresa «y sus controlantes y beneficiarios finales en perjuicio de los acreedores».