Siempre a mano

Credicoop Móvil es la nueva aplicación para celulares y tabletas del banco cooperativo. La herramienta –creada con altos estándares de seguridad y de descarga gratuita– permite realizar una amplia gama de operaciones desde cualquier lugar.


Geraghty. «La aplicación se encuadra en un proceso de evolución tecnológica y cultural». (Horacio Paone)

 

La progresión del canal Internet en la operatoria bancaria es parte de un ciclo evolutivo de nuestra entidad», dice Eduardo Geraghty, gerente de Canales Alternativos del Banco Credicoop, tras el reciente lanzamiento de Credicoop Móvil, la nueva aplicación que permite a los usuarios acceder a distintos servicios desde teléfonos celulares o tabletas.  Complementaria del servicio de Banca Internet, la app de Credicoop –totalmente gratuita– se encuentra disponible en todas las tiendas de descarga para los sistemas operativos Android, iOS y Windows. «Este desarrollo responde a dos cuestiones. Por un lado, brindar un servicio más cómodo, que el usuario pueda realizar y firmar una operación desde cualquier lugar. El otro punto tiene que ver con una cuestión de actualización y modernización a partir de una demanda que percibíamos y que ahora cubrimos», explica Geraghty. «Esto se encuadra en un proceso de evolución tecnológica y, a la vez, cultural. Hoy gran parte de nuestros usuarios son menores de 35 años y se incorporaron a sus gestiones con bancos desde Internet y a través del celular», agrega el gerente.
De sencilla usabilidad y creada con elevados estándares de seguridad, Credicoop Móvil ha sido desarrollada para que cualquier usuario de Banca Personal Internet o Banca Internet Empresaria pueda acceder a la aplicación ingresando con los mismos datos de acceso para ambos canales. Es decir, aquellos asociados que ya poseían una cuenta de Banca Internet habilitada, con solo descargar la aplicación se encontrarán en condiciones de utilizar Credicoop Móvil. «La herramienta reúne un conjunto de funcionalidades básicas que agrupa al 90% de las transacciones más comunes que la gente realiza a través de Internet», explica Geraghty. La aplicación permite consultar los saldos y movimientos de todas las cuentas y tarjetas, efectuar transferencias, pagar impuestos y servicios, constituir plazos fijos y realizar la carga de líneas de telefonía celular o de tarjetas de transporte. Además permite la búsqueda de los cajeros o filiales del banco más próximas, así como también de comercios adheridos al programa de Beneficios Credicoop.
«Hoy ya tenemos más de 40.000 usuarios y todos los días se van incorporando nuevos», sostiene Geraghty sobre la herramienta que cuenta con poco menos de dos meses de funcionamiento. «La evaluación de los usuarios es muy positiva. En los sitios de descargas de la aplicación la valoración es de 4,7 en una escala de 1 a 5 puntos. Entre todos los bancos de Argentina, somos el que tiene la mejor puntuación», resume Geraghty. A la par, destaca el trabajo en equipo junto con las gerencias de Sistemas e Informática para poner en marcha la aplicación. El proceso, además, incluyó desde sus fases iniciales a los propios usuarios, que participaron en la definición de las propiedades de la herramienta.
Este nuevo canal se suma a la amplia gama de servicios que bajo el concepto de «omnicanalidad» –multiplicidad de canales de consulta y transacciones– el banco pone a disposición de sus asociados. «Creo –concluye Geraghty– que esta implementación contribuye a instalarnos como un banco que, además de ser sólido, tradicional, histórico y con principios institucionales, es, a la vez, moderno. Es nuestro principal desafío acompañar la evolución tecnológica brindando más servicios y más facilidad para operar sin perder la esencia del persona a persona y fortaleciendo el vínculo a través de un criterio de eficiencia».