Siete condenados por “odio hacia la orientación sexual”

Los 7 adolescentes que golpearon ferozmente a otro en un local de McDonalds hace un año por su identidad sexual acordaron con la fiscalía un juicio abreviado donde reconocen el hecho y el odio por orientación sexual de su víctima. Así, la jueza María Cristina Bértola, del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N°16, deberá evaluar si homologa el acuerdo que incluye 3 años de prisión en suspenso y la realización de tareas comunitarias en instituciones que bregan por los derechos de la comunidad LGBTI, entre ellas una escuela para la comunidad trans. Las «lesiones graves calificadas por haber sido cometidas con odio hacia la orientación sexual» obligan a los condenados a desarrollar 96 horas de tareas comunitarias en el Bachillerato Popular Trans Mocha Celis, en la Casa Trans y en el Servicio de Endocrinología del Hospital Fernández. Es la primera pena que incluye la figura de «odio hacia la orientación sexual» como agravante.