Sinergia productiva

La filial local de Credicoop junto con la cooperativa de servicios públicos y la comuna trabajan en obras cloacales, fundamentales para la salud y la calidad de vida de la población.

 

Mancomunados. Burdisso, Caporalini, Sergio Perucca (presidente de la cooperativa de servicios públicos de María Teresa) y Palau.

La articulación entre las instituciones del pueblo, entre dos empresas cooperativas, el apoyo y la gestión llevada a cabo por las autoridades comunales y los aportes recibidos de la Nación han sido fundamentales para que podamos empezar a cumplir un viejo sueño: contar con una red cloacal que llegue poco a poco a cada rincón del pueblo». Las palabras pertenecen a Guillermo Caporalini, gerente de la cooperativa de Provisión de Servicios Públicos, Crédito, Vivienda y Servicios Asistenciales de María Teresa, localidad ubicada al sur de la provincia de Santa Fe, y sintetizan parte del camino iniciado hace varios años, cuando la obra era apenas un anhelo largamente esperado por todos los mariatenses. El interés de las autoridades de la comuna y la cooperativa derivaron en la elaboración de un proyecto compartido. Luego vendrían las gestiones ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), organismo dependiente del Ministerio de Planificación Federal de la Nación, y la puesta en marcha de esta primera etapa de las obras, lo cual fue posible gracias a un subsidio de casi 2 millones de pesos no reintegrable provisto por el Estado Nacional. La licitación de las obras fue adjudicada a la cooperativa local, que desde entonces compró 2 hectáreas de campo donde se están haciendo las lagunas de tratamiento para las cloacas y otras que servirán para el desagote de los camiones atmosféricos, que hasta el momento descargan en las cunetas de los campos. «También se construyeron las cañerías de impulsión que van del pueblo a las lagunas y estamos terminando la construcción de una estación elevadora encargada de bombear los líquidos cloacales», subraya Caporalini, quien además destaca el acompañamiento del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). En este escenario, también fue vital el acompañamiento de la filial local del Banco Credicoop mediante el otorgamiento de una serie de préstamos. «Se otorgaron dos créditos por un total de 345.000 pesos, uno dentro de la línea de inversión productiva y otro dentro de nuestra línea de apoyo a cooperativas, para la construcción de las piletas de tratamiento, la compra de sus respectivas bombas y la compra de un camión atmosférico. Ambas operaciones gozan de 10 meses de gracia para el pago del capital. Anteriormente, se le había otorgado a la cooperativa un crédito de 280.000 pesos dentro de la línea de apoyo a cooperativas para la compra de maquinarias, herramientas y materiales», afirma Julio Palau, gerente de la filial María Teresa de Credicoop.
El tendido de la red cloacal es un avance significativo para la salud ya que previene enfermedades de origen hídrico-sanitario. «Esta es una política de saneamiento urbano y, al mismo tiempo, un modo de controlar el desagote de los camiones atmosféricos, ya que las lagunas de tratamiento permitirán evitar la contaminación en la zona rural» puntualiza Caporalini a la hora de ponderar los beneficios que traerá la red cloacal.
El gerente de la filial de Credicoop también destaca la trascendencia de la obra y la apuesta del banco cooperativo para seguir apuntalando el desarrollo regional: «Apoyamos y asistimos continuamente a las pymes, a las empresas de la economía social, a los diversos emprendimientos productivos, a los clubes o cooperadoras locales, que son sectores fundamentales de nuestros pueblos. Al financiar este tipo de proyectos estamos financiando una obra que mejora la calidad de vida de las personas».

Obra vital. La red cloacal, largamente
esperada en el pueblo santafesino.

Además de la obra de cloacas, el Banco otorgó a la cooperativa un préstamo de inversión productiva de 300.000 pesos, también con 10 meses de gracia para el pago de capital, destinado a llevar agua y energía eléctrica a un barrio del pueblo que está por construirse. «Los préstamos de inversión productiva fueron introducidos mediante la reforma de la carta magna del Banco Central, que tomó cosas textuales del proyecto de ley de servicios financieros impulsada por el presidente de nuestro banco Carlos Heller y hoy alcanza a todos los bancos del sistema. Los préstamos de apoyo a cooperativas con condiciones muy favorables son un atributo exclusivo de nuestro banco que sigue revalidando nuestro compromiso social», puntualiza el gerente. Por su parte, Osvaldo Burdisso, presidente de la comisión de asociados de la filial, concluyó: «Cada vez que nuestro banco financia obras de este tipo o colabora de manera activa con las instituciones del pueblo, nos sentimos orgullosos. Pensamos que cada desayuno de trabajo, cada puente con la sociedad o cada préstamo a empresas o personas debe favorecer el desarrollo local».

Lautaro Cossia