Sostener la producción

Con el objetivo de promover y potenciar el desarrollo de las organizaciones de la economía social del cordón verde platense, el IMFC presentó un proyecto junto con facultades de la UNLP. Respaldo a un sector que atraviesa una crítica situación.


Unidos. Capacitación, planificación y gestión asociativa, son algunas de las propuestas.

Organizado por la filial La Plata del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) y las facultades de Periodismo y Comunicación Social y de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), se realizó un acto para dar a conocer el proyecto «Promoción y desarrollo para los productores florifrutihortícolas del Gran La Plata». La iniciativa, presentada por la UNLP ante la Secretaría de Políticas Universitarias (spu) del Ministerio de Educación de la Nación, busca fortalecer a los actores de la economía social del sector, castigados por el proceso de concentración económica. La propuesta se lleva adelante en el marco de un convenio de cooperación suscripto entre el IMFC y la casa de altos estudios, que establece la implementación, de manera conjunta, de una serie de actividades en las áreas de capacitación, investigación y acción cultural, entre otras acciones.
Con la adhesión de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO), el acto se desarrolló en la Casa del Peón Rural Abasto y contó con la presencia de representantes de las cooperativas La Primavera, San Roque, Tierra Fértil, Nueva Esperanza, La Unión, Cooperativa Moto Méndez, Unión Romerense, la Asociación de Productores Independientes (API) y del Grupo Interdisciplinario para el Desarrollo de la Agricultura Familiar (GIDAF), entre otras entidades, que manifestaron su conformidad con el proyecto.

Estrategias de fortalecimiento
Los pequeños y medianos productores que integran el cordón verde más grande de la región abastecen de hortalizas frescas y flores a gran parte del área metropolitana. Según se dijo en la presentación, la gran mayoría de ellos carecen de tierra y maquinarias propias, no son sujetos de financiamiento formal y para comercializar sus materias primas dependen de intermediarios que les pagan muy poco por ellas. «En ese marco, esta iniciativa busca potenciar las capacidades productivas del sector y promover el diálogo entre las cooperativas, así como con otros actores claves que aporten a su desarrollo», destacó el presidente de la filial La Plata del IMFC, Ricardo Gil. Asimismo, el dirigente señaló que desde el Instituto Movilizador también se impulsará la formación de referentes en economía social y trabajo asociativo con el fin de que multipliquen la experiencia en sus comunidades.
«Debemos seguir luchando para superar las dificultades», dijo durante la presentación la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la universidad, Florencia Saintout, quien, desde su banca en el Concejo Deliberante platense, brindó su apoyo a los productores del cordón florifrutihortícola. También estuvieron presentes el secretario de Extensión de la Facultad de Periodismo, Carlos Leavi y su par de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, Christian Weber, coordinadores académicos del proyecto, junto al IMFC La Plata. Según explicaron los representantes universitarios, las facultades llevarán adelante tareas de capacitación en planificación y gestión de proyectos, de dinámicas de comercialización, además de diseño de estrategias comunicacionales que permitan dar una mayor visibilización a las producciones de los actores involucrados.  
«Valoramos estos vínculos y también la realización de actividades y proyectos con organizaciones de carácter social que no son cooperativas, como en este caso con la universidad, porque tienen que ver con el cumplimiento del séptimo principio cooperativo. Creemos –argumentó Gil– que no alcanza con satisfacer las necesidades de nuestros asociados, sino que es necesario transformar la realidad y construir una sociedad mejor, más justa y solidaria. Estamos convencidos –concluyó el titular del IMFC local– que el cooperativismo, con sus valores de ayuda mutua, responsabilidad, participación democrática, igualdad y solidaridad, es una herramienta fundamental para transitar ese camino de transformación».