Tensión con la «separatista» Tandil

 
Tandil anunció que deja de usar el sistema de fases que sigue el resto del país y, en cambio, sus autoridades comenzarán a aplicar criterios propios para determinar en qué etapa se encuentra del aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus. Así lo decidió el intendente local, el radical Miguel Ángel Lunghi, en una medida que generó un fuerte rechazo por parte del Gobierno bonaerense. «Este sistema de fases no es un capricho, es un sistema que venimos trabajando muy bien, inclusive con el propio Lunghi. Cuando lo escuché ayer y cuando vi el borrador del decreto, no sabía si estaba escuchando a un dirigente de la República de Chechenia o de Cataluña, porque era un manifiesto separatista», señaló el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, durante una conferencia de prensa. «Parecería que es la República Separatista de Tandil», indicó Bianco, al tiempo que señaló que la medida del intendente Lunghi «es bastante grave desde el punto de vista legal», porque desobedece un decreto de necesidad y urgencia firmado por el gobernador Axel Kicillof. «Si va a declarar la independencia, que la declare completa y deje de depender de los recursos de la provincia», completó.