Tensión por el Brexit

Medios británicos aseguran que altos funcionarios del gabinete de la primer ministra Theresa May comenzaron a diseñar planes para una eventual consulta sobre el brexit sin apoyo de la jefa de Gobierno, a pesar de que ella ha recalcado su oposición a ese plebiscito. Al mismo tiempo, una parte de las bases del Partido Laborista iniciaron una campaña para defender la consulta, aunque miembros de la dirección temen que esa opción podría dañar sus opciones electorales, dado que una parte de sus votantes defendieron el Brexit, según reveló The Observer. El laborista Tony Blair, primer ministro británico entre 1997 y 2007, fue blanco de las críticas de May, tras haberse expresado a favor de posponer la salida de la Unión Europea y convocar un segundo referéndum. Por su parte, May, que aún confía en obtener concesiones de Bruselas que faciliten la ratificación en el Parlamento del acuerdo al que llegó a finales de noviembre con la Unión Europea (UE), dijo que la postura de Blair es «un insulto al cargo que una vez ocupó».