Toque de queda en varias ciudades de Francia

Macron decreta el toque de queda en Francia en ciudades en alerta máxima: París y su región y a otras metrópolis como Lille, Lyon, Grenoble, Marsella, Aix en Provence, Rouen, St. Etienne, Montpellier y Toulouse. Veinte millones de personas viven en esa zona, entre las 21 y las 06 horas, durante al menos cuatro semanas y a partir del próximo sábado. Entre la aceleración de la epidemia de COVID-19 y la crisis económica, el presidente francés, Emmanuel Macron, optó por la medida extrema. Macron admitió que la situación es «preocupante». Así, cerrarán bares, restaurantes, teatros, cines y cualquier centro público. Los ciudadanos no podrán circular en ese horario salvo excepciones justificadas como volver del trabajo, volver a casa desde el aeropuerto o la estación del tren (porque no se restringen los viajes) o en caso de urgencias sanitarias. Pero no se podrá salir para ir a casa de los amigos, por ejemplo. Macron afirmó que habrá controles. Y multas de 130 euros por no llevar mascarilla. Los reincidentes abonaran 1.500. Se trata de una especie de tercera vía entre la restricción total de la movilidad que supone el confinamiento y seguir como hasta ahora acentuando la pandemia.