Trabajadores del Congreso rechazan la presencia masiva de legisladores por COVID-19

Los trabajadores del Congreso de la Nación rechazaron la decisión de Juntos por el Cambio de retomar las sesiones presenciales con la totalidad de sus miembros debido a la exposición al contagio de coronavirus. «Lo resolvimos en una reunión. Si se convoca a esta sesión del martes, consideramos conveniente ir a sesionar presencial porque el protocolo de funcionamiento virtual está vencido», sostuvo el exgobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, en declaraciones radiales y anticipó que irán un centenar de legisladores. Ante la imposibilidad de evitar la sesión virtual, JxC apuesta así a ocupar las bancas antes que ceder el monopolio del debate al oficialismo. Por su parte, los trabajadores del Congreso afirmaron que solo irán si se mantienen los protocolos que Juntos por el Cambio rompería en detrimento de «salvaguardar la salud». La agenda de temas a tratar (proyecto de promoción turística y endurecimiento de sanciones por pesca ilegal) ya lograron dictámenes de consenso y JxC interpreta que sería darle todo el crédito al oficialismo, con sus bancas vacías. Como se sabe, no se trata solo del recinto sino de los pasillos y otros sitios del Parlamento a los cuales irían cientos de personas, fuera de cualquier protocolo.