Trabajadores denuncian que Ledesma no cumple con los protocolos

La situación sanitaria en el Ingenio Ledesma, en Jujuy, donde murieron once trabajadores y 393 —según la empresa— padecen coronavirus es «preocupante» porque no se permite el control sindical en la aplicación de los protocolos que manda el Ministerio de Salud, informaron fuentes gremiales. Rafael Vargas, titular del sindicato que agrupa a los trabajadores del azúcar, desde «Libertador» —como le dicen popularmente los jujeños a la localidad asiento de Ledesma— deploró la actitud de la empresa que «no nos da información» y dudó de los datos conocidos al asegurar que «si se hicieran testeos garantizamos que podrían ser tres veces más los casos». El gremialista contó que el sindicato pidió a la empresa «bajar la circulación de las personas al menos por 15 o 21 días y luego estirar la zafra por este tiempo para controlar la propagación del virus». Luego, Vargas afirmo que se está imponiendo «los que tengan que morir, morirán». Nuestra función es controlar el protocolo, saber cuántos contagios hay en cada sector, saber si medicina laboral los manda a trabajar o no con síntomas. En la práctica es puro verso el tema de los protocolos exigidos porque los changos van a trabajar con síntomas porque no hay seguimiento».