Trabajo asociativo

Con el fin de fomentar la integración y los proyectos conjuntos, la filial local de Credicoop fue sede de un importante encuentro que convocó a dirigentes de la economía social, referentes de universidades nacionales y dueños de pequeñas y medianas empresas. Presencia del Instituto Movilizador.


Exposición. Verónica San Martín detalló los servicios del departamento de Consultoría. (Mauro Torres)

A partir de una propuesta de la cooperativa Hormigas Podadoras, y con el apoyo de la Comisión de Asociados de la filial Berazategui del Banco Credicoop, se llevó a cabo en la sucursal de la entidad el encuentro de economía solidaria «Cooperativas, una forma de vivir».
De los paneles participaron Verónica San Martín, responsable del Departamento de Consultoría del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos; Valeria Mutuberría Lazarini, miembro del Departamento de Entidades de Carácter Social del Banco Credicoop; Graciela Cayán, gerenta de la filial Berazategui del Banco Credicoop; Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA) y del Parque Industrial Plátanos; Enrique Carrizo, director del Club de Emprendedores de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ); Alberta Bottini, docente y coordinadora del Proyecto de Incubación de Empresas Sociales de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQui); Matías Garavagno, director de la Secretaría de Trabajo y Desarrollo Productivo de la Municipalidad de Berazategui; Edgardo Pérez, del Movimiento de Cartoneros y Recicladores (MOCAR); y Víctor Ruiz, asesor especializado en gestión administrativa cooperativa.

Juntos es mejor
«Este encuentro fue pensado para concientizar sobre el trabajo cooperativo y la necesidad de trabajar en conjunto. Creemos que es necesario unificar a las cooperativas que el Banco Credicoop nuclea para luego armar mesas de trabajo con el fin de contar con un movimiento cooperativo más organizado para cambiar nuestras vidas y la de la comunidad», dijo a Acción Jésica Palavecino, secretaria de Hormigas Podadoras y una de las impulsoras del evento.
El encuentro reunió al mundo cooperativo del sudeste del Gran Buenos Aires con la visión de los protagonistas y las entidades que los apoyan. «Ese insumo que las cooperativas comparten es un modo de fortalecer el trabajo colectivo para el crecimiento», sostuvo Valeria Mutuberria Lazarini en su exposición. Por su parte, el licenciado en Trabajo Social Víctor Ruiz afirmó que «la ayuda, la equidad, la igualdad, la responsabilidad social, la solidaridad y el reconocerse dueños de la fuerza de trabajo son valores que una cooperativa debe tener siempre presente». Raúl Pérez, en representación del MOCAR, dijo: «Los cartoneros seguimos construyendo esa otra economía: la social y solidaria. Nosotros queremos ser industria a partir del reciclado, pero para eso tenemos que unirnos y juntar fuerzas».
El presidente de Hormigas Podadoras, Juan Palavecino, se refirió al alcance de la experiencia de su cooperativa. «Cuando nosotros empezamos con la cooperativa, allá por 2013, muchos jóvenes –que son mayoría en nuestra entidad– no sabían lo que era tener un trabajo y recibir un pago a fin de mes. Hoy muchos de ellos tienen su casa, un terreno y una cooperativa que los apoya y los contiene», afirmó. El titular de la entidad, que realiza mantenimiento de parques, jardines, albañilería y pintura con 16 socios activos, dijo al recibir una placa por la labor de la cooperativa que «el futuro es de los jóvenes. Por eso tenemos que cuidar la fuente laboral y remar todos juntos para salir adelante en un contexto económico muy difícil para los trabajadores».
La representante de la UNQui, Alberta Bottini, resaltó el papel que juegan las universidades públicas en la formación de alumnos y destacó: «Las mujeres somos las mayores emprendedoras de la economía solidaria, por eso es fundamental pensar en las compañeras para fortalecer el tejido social». Por último tomó la palabra la gerenta de la filial Berazategui y dijo que «un país se hace grande desde adentro porque, como dijo Floreal Gorini, sin solidaridad no hay futuro, por eso es necesario que nos conozcamos, para trabajar en conjunto».