Triunfo ambientalista en Mendoza

Después de marchas multitudinarias, represión y detenidos que provocó la reforma a la Ley 2.277 que prohíbe la megaminería y toda contaminación del agua en Mendoza, Rodolfo Suárez, gobernador de Mendoza, anunció este jueves en conferencia de prensa que darán marcha atrás con la modificación de la ley, que abría la puerta a la explotación minera. La decisión llegó luego de varios días de protestas de ambientalistas, que quería que la norma permanezca como hasta ahora. «La prioridad es garantizar la paz social. No voy a hacer nada en contra del pueblo mendocino. Vamos a convocar al arzobispado, a los sindicatos, a los partidos políticos, a las universidades, a las distintas organizaciones. No vamos a hacer nada sin consenso social», agregó.