Triunfó la centroderecha en las elecciones de Brasil 

La centroderecha ganó el domingo 29 de noviembre las alcaldías de Sao Paulo y Río de Janeiro, ciudad, esta última, donde el «bolsonarismo» sufrió un nuevo golpe tras la derrota del actual regidor, el obispo evangélico Marcelo Crivella, en la segunda vuelta de las elecciones municipales de Brasil. Unos 38 millones de electores –el 25% del total de votantes– estaban llamados a las urnas para elegir alcaldes en el balotaje en 57 grandes ciudades del país, entre ellas Recife, donde el Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva perdió la posibilidad de ganar una gran capital. En Sao Paulo, el mayor colegio electoral del país con nueve millones de votantes, se cumplieron las proyecciones de las encuestas con la victoria del actual alcalde Bruno Covas, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, centroderecha). Covas -nieto del político Mario Covas- cuenta con el aval de su antecesor y actual gobernador del estado homónimo, Joao Doria, quien se ha alzado como el principal rival político de Bolsonaro dentro del campo conservador. Jair Bolsonaro dio su apoyo público a 13 aspirantes, de los cuales 11 fueron derrotados. Por otra parte, esta es la primera vez que el partido de Lula no gobernará a ninguna de las capitales brasileñas desde 1985.