Trump fue abucheado en sepelio de la jueza Ginsburg

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acudió este jueves al Tribunal Supremo para rendir homenaje a la jueza feminista Ruth Bader Ginsburg, fallecida el viernes, y fue abucheado en la puerta de la sede judicial. «¡Voten para que se vaya!», gritaron algunas de las personas que se encontraban en las inmediaciones del edificio donde se hallan los restos de Ginsburg para que ciudadanos y autoridades puedan mostrarle sus respetos. El féretro permanecía en el pórtico exterior para evitar la acumulación de personas dentro del tribunal. Trump asistió junto con su esposa Melania y ambos estuvieron menos de un minuto junto al ataúd, momento en el cual se produjeron los gritos. La muerte de Ginsburg, la jueza más progresista del tribunal, desató un debate político en Estados Unidos por la premura de Trump para designar a un nuevo juez antes de las elecciones presidenciales.