Trump, su exabogado y los pagos turbios

Michael Cohen, exabogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se declaró culpable por los delitos de evasión fiscal y violación a la ley de financiación electoral. Tras llegar a un acuerdo con la fiscalía, Cohen se inculpó de unos ocho cargos, entre ellos una causa deliberada de contribución de campaña corporativa ilegal, contribución excesiva de la campaña, declaración falsa a la institución financiera y cinco de evasión de impuestos. Por su parte, Donald Trump criticó este miércoles a Cohen por haberlo involucrado veladamente en el pago sustancioso a dos mujeres que alegaban haber mantenido relaciones con él cuando era candidato a cambio de su silencio, durante la campaña del 2016. «Si alguien está buscando un buen abogado, ¡sugiero encarecidamente que no contrate los servicios de Michael Cohen!», escribió Trump en la red social Twitter. A la vez, Trump aclaró en la cadena Fox que el dinero no procedía de la campaña, sino de su fortuna personal. «De hecho, lo primero que pregunté fue si procedían de la campaña. Eso podría haber sido un poco turbio», agregó el mandatario.