Un argentino en el ente de energía nuclear de la ONU

El máximo órgano de control de energía nuclear de la ONU será dirigido por el argentino Rafael Grossi, quien reemplazará a Yukiya Amano, fallecido en julio, tras superar en la votación de la junta de gobernadores al rumano Cornel Feruta. Por un período de cuatro años el diplomático liderará la OIEA, agencia encargada de monitorear el uso pacífico de la energía atómica en el planeta. Grossi es experto en energía nuclear, con más de 35 años de experiencia en el campo de la no proliferación y el desarme, y es actualmente embajador argentino en Viena, Austria, y ante el OIEA en la misma ciudad. De hecho, ya ejerció como jefe de Gabinete y director general adjunto del OIEA entre 2010 y 2013. También trabajó en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y en la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO), entre otros foros.