Un fallo para Juli

«Juli, tenés razón cuando decís que no querés elegir entre tus dos papás. Tenés derecho a conservar a los dos». Con palabras simples y dirigiéndose en forma directa a la niña sobre cuya custodia debía decidir, una jueza de Tucumán dictó una sentencia inédita y resolvió a favor del pedido de la menor de mantener la relación con sus dos padres, el biológico y el de crianza, y con su madre, concediéndole la triple filiación. «Te anticipo que voy reconocer legalmente ese derecho a tener a tus papás en los papeles (a los dos) y a reconocer el derecho a vivir de esa forma y en familia. Vas a tener en los papeles dos papás y una mamá. Y con eso, ellos tres tienen los mismos derechos y obligaciones (ellos con vos y vos con ellos)», explicó la jueza Mariana Rey Galindo en el fallo, que fue redactado tras viajar a la localidad de  Amaicha del Valle, donde vive la niña, hablar con ella y escuchar sus argumentos. También invita a «Juli» a conversar con ella: «Quiero volver a invitarte a charlar conmigo, ya que esta decisión es fruto de haberte escuchado», ofreció, en un gesto poco frecuente en la Justicia, la magistrada.